+ 34 676 188 759 International Management: + 34 639 488 133

CONTRATO DE ARRAS

contrato arrasEl contrato de arras o señal es un contrato privado que se celebra entre el comprador y el vendedor de un inmueble con carácter previo al otorgamiento de la escritura pública de compraventa y que sirve para garantizar al comprador que la venta del inmueble se realizará con él y no con otras personas.
El comprador mediante este contrato anticipa una cantidad al vendedor, a modo de señal, que suele coincidir con un porcentaje del precio pactado para la compraventa.
No obstante, hemos de tener en cuenta que hay diferentes tipos de arras que implican diferentes consecuencias jurídicas para las partes.
Las arras pueden ser penitenciales (son las que se suelen pactar), confirmatorias o penales.

1. Arras penitenciales: son las que prevé el Código Civil (artículo 1.454). Con ellas se permite a cualquiera de las partes desistir de la compraventa. Si el que desiste es el comprador pierde la cantidad entregada en concepto de señal y si es el vendedor, debe devolver al comprador esa cantidad duplicada.
Es importante señalar que las arras sólo se considerarán penitenciales cuando las partes las hayan pactado así expresamente, de forma clara e indubitada. En caso contrario, se presumen confirmatorias.

2. Arras confirmatorias: a diferencia de las penitenciales, no permiten el desistimiento unilateral por ninguna de las partes, ya que funcionan como prueba de que el contrato de compraventa se ha perfeccionado y obliga a las partes a su celebración.
En consecuencia, si una de las partes incumple sus respectivas obligaciones, la otra parte puede exigir su cumplimiento o la resolución del contrato con la correspondiente indemnización de daños y perjuicios, que habrá que probarlos. Estas arras son parte y anticipo del precio pactado.

3. Arras penales: Tampoco hay posibilidad de desistimiento unilateral. En caso de incumplimiento, la parte incumplidora tendrá que abonar a la parte cumplidora la pena fijada en el contrato de arras (como en las arras penitenciales) y ésta, además, podrá optar entre exigir el cumplimiento o solicitar la resolución del contrato.

Pero además de estas funciones, el contrato de arras es un documento más importante de lo que parece pues en el se van a concretar ya los pactos y cláusulas fundamentales del contrato definitivo de compraventa, entre ellas el precio y el pacto relativo al pago de gastos e impuestos.

Por ello es fundamental que busque el asesoramiento de un profesional inmobiliario. Un personal shopper inmobiliario no sólo encontrará el inmueble que cumpla con sus gustos y necesidades, además le asesorará en todos los aspectos jurídicos que surjan de la compra.