+ 34 676 188 759 International Management: + 34 639 488 133

¿Qué impuestos tienes que pagar si vas a comprar una casa en Extremadura?.

Como todos sabemos (porque lo hemos sufrido o nos lo han contado), la compra de una casa conlleva en todo caso el pago de una serie de impuestos. Y no sólo para el comprador, sino también para el vendedor.

En este artículo nos ocuparemos de los que se repercuten al comprador.

La transmisión en sí puede venir sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o a Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO), según se trate de compra de vivienda nueva (aquella que se adquiere al promotor una vez la construcción o rehabilitación de la vivienda ha finalizado) o de segunda mano, respectivamente.

En ambos casos el impuesto se calcula sobre el precio de venta. Y es importante destacar que este valor no debe ser inferior al valor fiscal, pues Hacienda podría realizar una comprobación de valores y girar una liquidación complementaria por la diferencia, con las consiguientes multas e intereses.

A.- El tipo impositivo en caso de devengarse IVA es del 10% y del 4% para viviendas sometidas a algún régimen de protección. Además, con carácter general, las compraventas sujetas a IVA deben tributar también por la cuota variable de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que en Extremadura es del 1,50 %.

B.- El tipo impositivo en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (para viviendas de segunda mano) varía según la comunidad autónoma de que se trate. En Extremadura se distingue un tipo general y unos tipos reducidos.

El tipo general varía según el precio de venta. Así hasta 360.000 € es del 8%, entre 360.000,01 y 600.000 € es del 10% y en compraventas de más de 600.000 € el tipo es del 11%.

Los tipos reducidos tienen en cuenta determinadas circunstancias. Así se aplica un tipo reducido del:

– 7% en las transmisiones de inmuebles que vayan a constituir la vivienda habitual del sujeto pasivo, siempre que se cumplan simultáneamente los siguientes requisitos: a) Que el valor real de la vivienda no supere los 122.000 €. b) Que la suma de las bases imponibles general y del ahorro del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del adquirente no sea superior a 19.000 € en tributación individual o a 24.000 € en caso de tributación conjunta (incluido parejas de hecho) y siempre que la renta total anual de todos los miembros de la familia que vayan a habitar la vivienda no exceda de 30.000 € anuales, incrementados en 3.000 € por cada hijo que conviva con el adquirente.

Además, para estos casos de adquisición de vivienda habitual se establece una bonificación del 20% de la cuota, siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias: a) Que el contribuyente tenga en el momento de la adquisición menos de 35 años. b) Que vaya a constituir vivienda habitual de una familia que tenga la consideración legal de numerosa en la fecha de adquisición. c) Que el contribuyente padezca una discapacidad física, psíquica o sensorial y tenga la consideración legal de minusválido con un grado de minusvalía igual o superior al 65%, o acredite necesitar ayuda de terceros para desplazarse, o tenga movilidad reducida, o haya sido declarado judicialmente incapacitado.

Si la adquisición se realiza por dos personas casadas o por una pareja de hecho el requisito de la edad o el de discapacidad deberá cumplirlo, al menos, uno de los cónyuges o un miembro de la pareja de hecho.

6% a las transmisiones de inmuebles, cualquiera que sea su valor real, destinados exclusivamente a constituir o continuar una actividad empresarial, excepto la de arrendamiento, o un negocio profesional. Y siempre que se cumplan los siguientes requisitos: a) La transmisión se realice en escritura pública en la que se haga constar de forma expresa que el inmueble se destinará exclusivamente al desarrollo de dicha actividad o negocio. b) El adquirente debe ser una persona física y estar dado de alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores previsto en la normativa estatal. c) La actividad o el negocio tiene que realizarse en el inmueble en el plazo máximo de seis meses desde la transmisión. d) El inmueble debe conservarse en el patrimonio del adquirente durante los tres años siguientes a la fecha de la transmisión salvo que fallezca durante ese plazo.

Y cuidado, porque si dejas de cumplir cualquiera de estos requisitos deberás pagar la parte del impuesto que hubieras dejado de ingresar y los intereses de demora, dentro del plazo de un mes desde la fecha en que se produzca el incumplimiento.

4% cuando se trate de viviendas calificadas de Protección Oficial con precio máximo legal que vayan a constituir la vivienda habitual del adquirente.

 

Si vas a comprar una casa o un piso en Extremadura, debes tener en cuenta estos criterios a la hora de hacer tus cuentas y elegir vivienda, para no llevarte  luego sorpresas con tu presupuesto.