+ 34 676 188 759 International Management: + 34 639 488 133

La apertura de un local comercial y sus licencias

Localizar el local comercial adecuado para un negocio es aparentemente una tarea sencilla, pero si ya has tenido esta experiencia sabrás que no es así, y mucho más si estás solo en ese proceso.

En cualquier caso, antes de comprometerse con cualquier propietario, es fundamental averiguar si ese local cumple con los requisitos técnicos, arquitectónicos y, por supuesto, el coste que va a tener su adecuación a la actividad que se va a desarrollar en él.

Lo primero que tienes que saber es que la apertura o reforma de un local para destinarlo a una actividad comercial exige la obtención de determinadas licencias y permisos, que van a depender del tipo de negocio y de las características físicas del local.

La forma que tienen los ayuntamientos de controlar que en un determinado local, nave u oficina se pueda ejercer una concreta actividad comercial, industrial o de servicios es a través de las licencias de apertura y actividad.

A los efectos de la solicitud y otorgamiento de estas licencias, la ley divide las actividades que tienen lugar en un local comercial en dos: inocuas y calificadas.

Las primeras engloban las actividades que no generan daños o molestias ni a vecinos ni a transeúntes. Por ello su obtención es más sencilla y menos costosa. Pensemos, por ejemplo,  en una tienda de ropa o en una oficina.

Por su parte, las actividades calificadas son aquellas que por norma general resultan peligrosas, nocivas, insalubres o molestas (así por ejemplo las dedicadas a hostelería o industriales). Su trámite es más complejo y su adquisición tiene un coste más elevado, ya que habrá que aportar un proyecto técnico cuya dificultad dependerá de las características del negocio que se vaya a desarrollar, ya que pueden entrar en juego factores urbanísticos, medioambientales, sanitarios, industriales, etc.

Hemos de tener en cuenta que tratándose de locales de menos de 300 m2, no es exigible la licencia previa de apertura. El empresario puede poner en marcha su negocio presentando una declaración responsable o comunicación previa al Ayuntamiento en la que se compromete a contar con la licencia de apertura correspondiente, para lo que el Ayuntamiento llevará a cabo más adelante las pertinentes inspecciones.

Es importante recordar que los requisitos específicos para la apertura de un local (tanto en materia de licencias, como en normativa de accesibilidad, incendios, urbanísticas, etc..) pueden ser distintos en cada municipio, por lo que siempre es recomendable asesorarse previamente antes de tomar una decisión.

Si vas a abrir un negocio en Extremadura y necesitas un local estaremos encantados de ayudarte a encontrarlo y a asesorarte en todos los trámites necesarios.