+ 34 676 188 759 International Management: + 34 639 488 133

¿VA A COMPRAR UN CHALET?: CUIDADO CON LA PISCINA

comprar un chaletSi va a comprar un chalet debe antes asegurarse de que la piscina y cualquier otra construcción accesoria (un porche, obras de ampliación, etc…) no son ilegales.

Los riesgos de adquirir un chalet con una piscina ilegal son distintos según si la infracción ha prescrito o no:

1.- Si no ha prescrito:
Si usted ha comprado un chalet con una piscina ilegalmente construida por los anteriores propietarios, como usted no es el infractor, la administración ya no podrá imponerle una sanción económica. Pero sí podrá exigirle la legalización (con el consiguiente coste para usted) o, incluso, la demolición de la piscina.

El plazo de prescripción varía de una Comunidad Autónoma a otra. En Extremadura, por ejemplo, es de 4 años desde la terminación de las obras.

2.- Si ha prescrito:
Lo más importantes es advertir que la prescripción no convierte un acto ilegal en legal. Solamente significa que ya ha pasado el plazo para que la administración competente pueda actuar. Es decir, no podrá imponerle sanción ni exigirle la demolición, pero usted no podrá realizar ningún tipo de obra de mantenimiento, ampliación o conservación de la piscina.

Lo único que podrá intentar será iniciar el proceso de legalización, si es que ello es posible. Es decir, siempre que la piscina no se haya construido en contra de la normativa vigente o siempre que a través del proyecto de legalización puedan introducirse las modificaciones necesarias para adecuar la construcción a esa normativa.

Como comprador es importante también que, antes de adquirir el chalet, compruebe que no existe una orden previa de demolición de la piscina. Aunque haya prescrito la infracción urbanística, puede que no haya prescrito el plazo para la ejecución de una orden de demolición. Y, en tal caso, es posible que la administración le obligue a su ejecución. ¡Imagínese la gracia!

Pero, ¿cuándo prescribe el plazo para la ejecución de una orden firme de demolición? Pues tras diversas posturas jurisprudenciales y la reforma introducida por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil (en las que no entramos en detalle para no aburrir al lector), el panorama queda como sigue:
– Si la orden de demolición se dictó entre el 7 de octubre de 2000 y el 7 de octubre de 2005, prescribe en el plazo de 15 años (según redacción anterior del artículo 1.964 del CC).
– Si la orden de demolición se dictó entre el 7 de octubre de 2005 y el 7 de octubre de 2015, prescribirá el 7 de octubre de 2020 en todo caso (por aplicación de la disposición transitoria 5ª de la Ley 42/2015, que se remite al artículo 1.939 del CC).
– Para las órdenes de demolición dictadas a partir del 7 de octubre de 2015: prescriben a los 5 años de la resolución administrativa.

Como propietario, ¿me interesa legalizar mi piscina?
La respuesta es sí. Es obligación de todo ciudadano ejecutar una obra con los permisos y licencias necesarios, pero además las ventajas que obtiene son evidentes:
– Podrá incluir la piscina en las escrituras de su casa, lo que sin duda incrementará su valor a la hora de posibles tasaciones y de ponerla a la venta.
– Evitará usted problemas con vecinos colindantes en caso de denuncias.
– Evitará las consiguientes multas por ejecutar una obra ilegal. Y recuerde que el pago de la multa no convierte la obra en legal. Si después de pagar la multa no procede a la legalización de la piscina, la administración podrá seguir multándole o incluso exigir la demolición.

Como hemos indicado en otras ocasiones, la compra de un inmueble puede esconder algunos contratiempos que al final den al traste con sus expectativas. Por eso es siempre conveniente hacerlo de la mano de un profesional que le asesore defendiendo sus intereses.

Si está buscando una casa o un chalet en Cáceres, nosotros podemos ayudarle. No dude en contactar con nosotros.